27 abr. 2012


BOLAS DE ARROZ A LA CUBANA



Cuando les pregunto a los niños que quieren de comer, cada día contestan lo mismo. ¿Arroz con tomate?.
Da que ya lo hayan comido en esa semana, ellos lo intentan por si acaso. Y es que, yo creo que junto con la pasta, el arroz a la cubana es de las comidas que más les gusta a los niños.
Por eso cuando decidí hacer esta versión, me pareció una buena apuesta para que los peques coman el arroz de siempre pero de una manera diferente y divertida.





Ingredientes:
300 gr. arroz bomba
1l. caldo de verduras o agua
Sal
200 gr. salsa tomate
6 yemas
Huevo batido
Harina
Pan rallado
Aceite

Elaboración:
Primero tendremos que separar las 6 yemas de las claras, envolverlas una a una en papel transparente y meterlas al congelador. Tienen que estar bien congeladas.
Coceremos el arroz con el caldo. Salar y dejar al fuego hasta que esté seco y se haya evaporado todo el caldo.
Lo extendemos y lo dejamos enfriar.
Una vez esté frío, prepararemos las bolas. Para ello ponemos una pequeña cantidad de arroz en la palma de la mano y hacemos como una medio pelota con él. Echamos un poco de salsa de tomate y después ponemos en el hueco una yema congelada. Cogemos otro poco de arroz y tapamos el hueco, haciendo pequeños movimientos con las palmas hasta obtener una bola de arroz con el relleno dentro.
Una vez hecha las bolas de arroz, la pasamos por la harina, el huevo batido y el pan rallado y las freímos a fuego suave en abundante aceite hasta que estén bien doradas.
Sacar a un plato con papel absorbente y servir acompañado de un poco de salsa.


Esta receta es para todas aquellas de mis amigas que me dicen que siempre hago cosas muy complicadas, no os podréis quejar. Probad a hacerla con los peques y veréis como les encanta hacer las bolas ellos mismos.
Besos






25 abr. 2012

TARTA SACHER

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de abril nos invita a preparar una tarta clásica austriaca: la Tarta Sacher

Este mes tocaba hacer una tarta de esas que a mí me parecía que tenía que ser complicadísima, de esas que has visto toda la vida en los escaparates de las pastelerías.
Tengo que decir que se me arrugó el entrecejo cuando vi la propuesta. Pensé, dios mio, con lo que me lío yo con la repostería, esto va a resultar una ardua tarea para que me salga un churro malagueño en vez de una tarta austriaca., pero una vez más, la propuesta de las chicas de Whole Kitchen me sorprendió.
No solo no me resultó tan difícil de hacer, sino que me salió bien y todo. No digo yo perfecta (eso será la próxima vez que la haga, jajajaj) pero sí muy buena y presentable. Vamos que la repito sí o sí.
La receta, después de mucho buscar, la copié de un estupendo blog como es Mercado Calabajío y ya os he dicho que salió estupenda.




Ingredientes:
Para un bizcocho de 16 cm.:
60 gr. almendras molidas
50 gr. harina
50 gr. azúcar glas
50 gr. azúcar normal
50 gr. mantequilla a temperatura ambiente
3 huevos
75 gr. chocolate fondant
5 gr. levadura en polvo
1 pizca sal
1 cdta. azúcar avainillado
Mermelada de albaricoque
Para la cobertura:
125 gr. chocolate fondant
125 gr. nata líquida
25 gr. mantequilla

Elaboración:
Bizcocho:
Precalentar el horno a 180º.
Derretir el chocolate en un bol en el microondas, sacándolo de poco en poco y removiendo para que no se queme. Dejar enfriar un poco.
Batir con la varilla la mantequilla con el azúcar glas. Cuando sea una mezcla esponjosa añadir el chocolate fundido y seguir batiendo.
Añadir las yemas una a una batiendo bien hasta que se integren. Luego el azúcar avainillado y las almendras molidas. Mezclar bien.
Montar las claras a punto de nieve con el azúcar normal e integrarlo a la mezcla anterior con cuidado y con movimientos envolventes para que no se bajen.
En un bol aparte mezclar la harina con la levadura y la sal todas ellas tamizadas y añadírselas a la mezcla anterior con cuidado.
Untar el molde que vayamos a usar con mantequilla, echar la mezcla y dejarla reposar unos minutos antes de meter al horno.
Una vez pasado esos minutos metemos el bizcocho al horno y lo tendremos entre 25 y 30 minutos o hasta que lo pinchemos y salga limpio.
Sacar y dejar enfriar antes de cortarlo por la mitad y rellenarlo de mermelada.
Cobertura:
Para la cobertura pondremos al fuego la nata y cuando hierva retiraremos del fuego y añadiremos el chocolate. Remover hasta que esté fundido y entonces añadir la mantequilla y remover hasta que esta esté bien derretida.
Dejar reposar hasta que coja consistencia.
Entonces pondremos la tarta encima de una rejilla con una bandeja debajo e iremos echando por encima la cobertura hasta que cubra toda la tarta. Pegaremos por alrededor las virutas de chocolate y dejaremos templar antes de meterla a la nevera.

Esta vez, al pensar que iba a ser complicada, la rellené de mermelada pero ya estoy pensando en posibles rellenos para la próxima vez.... Nata y fruta, mousse de algún sabor exótico,.... ayyy, que se me hace la boca agua.
Besos



23 abr. 2012

SOLOMILLO DE CERDO CON MANZANA A LA SIDRA


El solomillo de cerdo es una carne que en mi casa usamos mucho. Le saco mucho partido puesta de muchas maneras o con salsas diferentes. Por eso cuando mi jefe me dejó unos libros de cocina de Ikea y vi esta receta me encantó. La hice el domingo y a todos nos gustó mucho.
El sabor que cogen las manzanas es espectacular y esa mezcla de sabores entre el dulce y el salado, que ya sabéis que me encanta, no nos defraudó para nada.
Me ha parecido una receta para poderla utilizar en una gran ocasión a un precio muy asequible, que es algo que nos hace mucha falta en estos tiempos de crisis.




Ingredientes:
Solomillo de cerdo en rodajas de 2 cm. de grosor más o menos (calcular 3 o 4 por persona)
2 Manzanas verdes ácidas
1/4 l. Sidra
1/2 tarrina de queso de untar (en la receta original usan nata líquida)
4 cdas. Caramelo líquido ( en la receta usan sirope de manzana pero fui incapaz de encontrarlo)
2 cdtas. Canela
25 gr. mantequilla
Sal y Pimienta

Elaboración:
Pelar y cortar en láminas las manzanas. En un cazo poner a hervir la mitad de la sidra con el caramelo líquido hasta que este se disuelva. Entonces añadir las manzanas y dejar cocer a fuego suave hasta que se evapore el líquido y queden caramelizadas. Sacar del cazo y reservar el líquido que quede o suelten las manzanas.
Salpimentar la carne y espolvorearle por encima la canela. En una sartén a fuego fuerte echar la mantequilla y freír la carne hasta que estén hechos y dorados. Reservar.
Una vez sacada la carne, echar en la misma sartén el líquido que nos quedó de las manzanas y el queso y dejar a fuego suave hasta que se ligue bien la salsa. Añadir el resto de la sidra, probar de sal y dejar que espesa la salsa.
Servir la carne acompañada de las manzanas y salsear por encima.


La próxima vez que la haga, que os aseguro que nos gustó tanto que la repetiré, probaré a poner las manzanas en gajos más gordos en vez de láminas para que tengan más consistencia. Probar vosotros las dos opciones.
Besos