10 dic. 2010

TEJA DE  CREMA DE QUESO CON CRUJIENTE DE IBERICO

Preparando la Navidad II

¡¡¡He vuelto!!! Tras un puente largiiiiiísimo (ya podian ser todos los fines de semana así) y un resfriado de los que hacen historia, estoy de nuevo aquí, con pocas fuerzas pero aquí.
Ya sé que prometí ir metiendo recetas para Navidad y al precio que se están poniendo las cosas, ya voy un poco tarde, porque todos hemos organizado ya nuestras comidas, pero esta gripe me ha atacado al estomágo y no me ha dejado cocinar mucho. Esto pasa por trabajar con niños, todo lo que ellos tienen, te lo llevas a tu casa.
Aún así... algo especial he hecho... No un plato fuerte como me hubiera gustado, pero sí un poco de picoteo que nos gusta tanto en mi casa.



Ingredientes

1 tarrina de queso de untar
Jamón ibérico
Reducción de Pedro Ximénez

Para las tejas
2 claras de huevo
20 gr. harina tamizada
20 gr. mantequilla a punto pomada
1 pizca de sal

Elaboración

Lo primero es hacer las tejas. Para ello, primero dos cosas:
Una, yo normalmente hago este pintxo en rebanadas de pan cortadas finas y tostadas un poco, pero para una cena especial son más vistosos con las tejas.
Dos, yo con esta cantidad de ingredientes de las tejas, me salieron 4 tejas más o menos, así que calcular si queréis hacer más.
Bueno a lo que ibamos.
Precalentar el horno a 180º
Montar las claras a punto de nieve dura y mezclar con la harina y la mantequilla hasta obtener una masa homogénea.
En una bandeja ponemos papel de horno y hacemos montoncitos en forma de círculo con la masa que aplastaremos para que nos queden bien planos.
Dejad en el horno unos 10 minutos más o menos o hasta que veáis que están doradas. Después dejar enfriar en una rejilla.
Aprovechamos que el horno está encendido para hacer el crujiente. En otra bandeja ponemos 2 o 3 lonchas de jamón entre papeles de horno y los dejamos dentro del horno con las tejas, pero mirándolos de vez en cuando hasta que veamos que tienen el mismo aspecto y textura que el bacon tostadito que dejas en la sartén hasta que cruje cuando lo muerdes.
Seguramente el jamón tardará más que las tejas, dependerá de la grasa que tengan las lonchas. No os preocupe, bajad un poco la temperatura a 100º más o menos y dejadlo ahí mientras seguis con el resto.
Mientras, se pone el queso en un bol y se bate un poco para que esté más cremoso. Podéis usar cualquier tipo de queso crema, el que más os guste.
Picáis muy pequeño el jamón y lo agregáis al queso y removéis para que quede bien mezclado.
Una vez frías las tejas ponéis un poco de la masa en cada una, lo espolvoreáis con el crujiente de jamón y le echáis un chorrito de reducción de Pedro Ximénez por encima, que en la foto no está porque se me olvidó pero que le dá un sabor muy rico.





Hacedlo un día y os sorprenderá. Yo siempre que lo hago para alguna comida, la gente se sorprende del sabor, sobre todo, del crujiente de jamón, que podéis aprovechar para cualquier otra preparación.
Besos

5 comentarios:

  1. Absolutamente delicioso y tentador. No veas qué ganas me han dado de mordisquear la pantalla... Toda una tentación. Me encanta la receta y como la has presentado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Es una rica idea como aperitivo de Navidad. Que te mejores del resfriado.

    Besos!
    Ana de: 5 sentidos en la cocina

    ResponderEliminar
  3. Me encanta esta clase de entrante, la fotografia y la presentacion un diez.

    Gracias por seguir mi blog, yo tambien sigo el tuyo.Bicos desde Vigo Marimi

    ResponderEliminar
  4. Ana, esta clase de entrantes me gustan mucho.

    Gracias por seguir mi blog.

    ResponderEliminar