25 abr. 2011

BAVAROIS DE TE PAKISTANI


Whole kitchen en su propuesta dulce para el mes de Abril nos invita a preparar Bavarois.
Este mes tenía que presentar un Bavarois, otra receta rara en mi casa, y no sabía de qué sabor hacerlo.
Pensé en fresas, en chocolate, vainilla, limón, ..... y un largo etcetera de ingredientes que me parecían los sabores normales para un bavarois que solo había cocinado un par de veces antes de ahora.
Otra vez más me tocaba hacer una receta que no acostumbro a hacer, ya que me parecía complicada y su textura me recuerda mucho a la tarta de queso que me resulta más fácil, así que de nuevo me encontraba delante del ordenador intentando llevar a buen puerto el "bavarois".
Mientras pensaba de qué sabor hacerlo, se me ocurrió bajar al Casco Viejo a la tienda de Tea Shop a comprar té matcha para otro postre y descubrí de la mano de Alfredo, su dependiente y estupendo conocedor del tema, el té pakistaní y al olerlo, allí mismo, encontré el sabor de mi bavarois.
Para los que no lo hayáis probado es una mezcla de té negro, canela, cardamomo y limón, sobre todo predomina el sabor de la canela... Estupendo, de verdad.




Ingredientes:

685 ml. leche
6 yemas
150 gr. azúcar
2 cdas. azúcar avainillado
2 1/2 hojas de gelatina
85 ml. nata líquida
2 cdas. de té pakistaní

Elaboración:

Calentar a fuego lento la leche con el azúcar avainillado y el té hasta que esté a punto de hervir. Retirar del fuego, tapar y dejar 5 minutos infusionando y enfriándose. Colar y reservar.
Poner a humedecer las hojas de gelatina con un poquito de agua fria.
Batir las yemas con el azúcar hasta que blanqueen e ir añadiendo poco a poco la leche sin dejar de batir hasta que se integre.
Poner a fuego lento y esperar a que se espese pero sin dejar de remover y sin que llegue a hervir.
Retirar del fuego, añadir las hojas de gelatina escurridas y batir bien.
Tapar y dejar enfriar a temperatura ambiente.
Una vez fría la crema, se monta la nata y se mezcla esta con la crema poco a poco para que no se baje.
Meter en los moldes y dejar en la nevera toda la noche.




Aunque os pongo la receta tal y como nos la dieron, yo solo hice la mitad de las cantidades y no tenía un molde muy apropiado para el bavarois, por eso me ha quedado más pequeño y bajito que lo normal y con esas arrugas que le dejaron el film transparente con el que forré el molde.
Espero que os guste el sabor a canela.
Besos

18 abr. 2011

FOCACCIA DE TOMATE, BRIE Y BACON AL AROMA DE TOMILLO

Whole Kitchen en su propuesta salada para el mes de Abril nos invita a preparar Focaccia.

Y aquí estoy yo, con mi Focaccia (luego no me extraña que mi hermana Rosa diga que le pongo nombres raros a los platos).
La verdad es que cuando vi que este mes la propuesta era focaccia, me hizo mucha ilusión. Era una masa a la que le tenía ganas.
Había visto muchas recetas en los blogs y siempre sorprendía a los que la probaban y se hacían adictos a ella, así que tenía ganas de hacer una.
Y, efectivamente, nos encantó. Hasta mi hija que no es muy dada a estas cosas, me dice que cuándo vamos a repetirla porque la masa le gustó mucho.
Fácil de hacer y esponjosa, una cena estupenda.
Y la Focaccia ya tiene otros adictos más para su colección. En unos días repetimos para probar con otros ingredientes.



Ingredientes:
Para la masa:
250 gr. harina
40 ml. agua tibia
12 gr. levadura panadería
125 ml. agua fría
5 gr. sal fina
2 cdas. aceite oliva

Para cubrirla:
Queso brie (podéis usar el que más os guste)
1 tomate
4 lonchas de bacon troceado
Queso rallado para gratinar
Tomillo y sal
Aceite de oliva (yo usé de tomillo, porque tenía un poco pero no hace falta)

Elaboración:


En una fuente con la harina, la levadura y la sal juntas hacer un volcán y en el centro poner el agua tibia, el agua fría e ir amasando con las manos, incorporando poco a poco la harina del exterior.
Cuando ya esté el líquido y la harina integrado añadir el aceite y seguir amasando varios minutos, hasta que se consiga una masa elástica.
Con la palma de la mano estirarla hasta que tenga 1 cm. de grosor más o menos y ponerla en una bandeja de horno cubierta con un paño.
Dejar que se leve durante 30 minutos.
Pasado ese tiempo, hundir los dedos por toda la masa haciendo hoyos donde se irá acumulando el aceite y dejar levar 1 h. más o menos (hasta que duplique su tamaño).
Precalentar el horno a 200º.
Poner encima de la masa el tomate en rodajas finas, el bacón y el queso brie.
Echar un poco de sal por encima y un chorreón de aceite y aromatizarla con el tomillo.
Espolvorear con el queso rallado y  hornear durante 10 o 15 minutos o hasta que estén dorados los bordes.




¡¡¡¡Deliciosa!!!!
Os he puesto la cantidad de harina que venía en la receta pero según estaba amasando tuve que añadirle un poco más hasta que conseguí que no se me pegara en los dedos.
Besos


14 abr. 2011



HELADO DE CALABAZA SOBRE TOSTADA DE NARANJA Y CRUJIENTE DE PLATANO MACHO PARA CELEBRAR UN PREMIO

Estoy que no me lo creo, Trini de La cocina de Trini Altea me ha concedido un premio, el Indalo de plata.


Es un premio que ella misma diseñó y que se entrega a blogs relacionados con la cocina y Trini se ha acordado de mi al llegar a los 200 seguidores.
Como ya le he contado a ella por privado, estoy como una niña pequeña de contenta, no os podéis imaginar la ilusión que me hace.
Cuando empecé con el blog pensé que nadie iba a leerlo ya que mis recetas no son exóticas ni de gourmet y ahora tengo 216 seguidores y varios premios (por cierto, la seguidora 212 es la que más ilusión me hace...., es mi niña y que una adolescente siga a su madre en un blog es todo un honor).
Bueno, lo que iba diciendo, que como siempre "doñacomplejos" (esa soy yo) no cree que esté haciendo nada espectacular y al veros cada día siguiéndome o comentando mis entradas me pega un subidón que ni el de Potxolo.
Gracias Cristina por acordarte de mi. Es un honor tenerlo, de verdad.
Y ahora seguimos con la receta.
Hace ya tiempo que vi esta receta que había hecho Vanessa de Kon-fusión y me encantó pero no encontraba el momento de hacerla y este finde ha llegado la hora.
Quiero aclarar que sé que muchas veces cuando comento vuestros blogs digo que me quedo con recetas para probarlas y luego no las publico. Eso no quiere decir que no las haga.
Las hago, me las como y me encantan, pero todavía me da un poco de reparo publicar recetas de otras personas, así que lo hago solo de vez en cuando.
Ya le quitaré el miedo a eso de que alguien se siente mal por plagio y esas cosas....Lo prometo.




Ingredientes:
Para el helado:
325 gr. calabaza dulce pelada
75 gr. azúcar moreno
125 gr. azúcar blanca
750 leche entera
200 ml. nata líquida
100 gr. queso de untar (Vanessa utilizó leche condensada)
1/2 ramita de canela
1 cdta. canela molida
4 vainas de cardamomo

Para la tostada:
Pan de molde
El zumo de 1 naranja
Azúcar
Semillas de amapola (opcional)

Para el crujiente:
1 plátano macho


Elaboración:
En un bol a fuego medio poner a cocer la calabaza troceada con la leche, el azúcar moreno y la rama de canela durante 30 minutos o hasta que la calabaza esté tierna.
Majar en un mortero las vainas de cardamomo y reservar las semillas de dentro.
Cuando esté la calabaza tierna, retirar la rama de canela y fuera del fuego añadir el azúcar blanco, el queso, la nata, la canela molida y las semillas de cardamomo.
Triturar todo bien y dejar enfriar.
Una vez a temperatura ambiente ponerlo en un recipiente (si puede ser, de aluminio que enfria más) y meterlo al congelador.
Cada hora más o menos sacarlo, batirlo bien con la varilla y volver a meter.
Repetiremos esta operación hasta que veamos que está totalmente helado.
Mientras el helado se va solidificando haremos el crujiente.
Para ello precalentar el horno a 90º.
Cortar tiras del plátano pelado con una mandolina (si no tenéis, usad un pela patatas) y poner en una bandeja del horno cubierta con papel de horno (valga la redundancia).
Meter al horno (otra vez la palabra horno) hasta que el plátano esté duro y crujiente.
Sacar y reservar.
Para hacer las tostadas, quitar los bordes del pan de molde y con un rodillo aplastar las rebanadas hasta que se queden de 1 mm. más o menos. Cortar con un cortapastas con la forma que se quiera.
Untar las rebanadas ya cortadas en el zumo de la naranja y echar un poco de azúcar por encima y las semillas de amapola.
Meter al horno a 180º hasta que estén tostadas y duritas.




Para presentar poner una tostada por persona, encima la bola de helado y el crujiente.
Está riquísimo, aunque tengo que decir que a los que no les gusta mucho el sabor de la canela echen menos porque realmente sabe mucho a canela.
Besitos

11 abr. 2011

BACALAO CON COSTRA DE FALSO ALIOLI  


Me apetecía dejaros esta receta de bacalao que hicimos el otro día en casa, porque nos gustó mucho y me pareció muy fácil para lo bien que quedaba.
Era la primera vez que ponía un pescado con costra y, ante el miedo a que saliera mal, me decidí por un viejo conocido de nuestra casa, el bacalao y una salsa que a mi marido le gusta mucho, el alioli. Era una forma de asegurarme el éxito antes de empezar y así sucedió.
Nos pareció un plato muy suave pero con ese toque original que le da la costra. Un plato que sirve tanto para diario como para una celebración. Ya sabéis, sencillo a la par que elegante.
En fin, que nos gustó mucho e igual así dejan de echarme la bronca las que me dicen que hago cosas muy complicadas.
Judith de El mon de juju, si no conocéis su blog pasad por allí porque os encantará, ha creado otro blog Memòries d'una cuinera con una iniciativa preciosa, recuperar las recetas de toda la vida de nuestras madres y me acaba de avisar que este mes el tema es el bacalao, así que con esta receta participo en esa iniciativa.  






Ingredientes:


4 lomos de bacalao fresco
1 cebolla
2 patatas
1 puñado de patatas y de zanahorias baby
2 huevos
2 o 3 ramitas de cebollino
1 ajo
Aceite y sal
1 nuez de mantequilla

Elaboración:

Precalentar el horno 150º.
Pelar y picar en juliana la cebolla y las patatas grandes y hacer una cama en la bandeja del horno.
Lavar bien el pescado, salarlo y ponerlo encima de la cama de verduras que hemos hecho.
Meter la bandeja al horno durante unos 7 u 8 minutos. Dependerá del grosor de las tajadas.
Mientras hacer el falso alioli poniendo en el vaso de la batidora los huevos, un poco de sal e ir echando poco a poco aceite hasta que se haga una mayonesa.
Entonces añadimos un ajo pelado y picado y seguimos batiendo hasta que la salsa esté homogénea. Añadir el cebollino picado fino y remover.
Pasado el tiempo de horno se pone una buena cantidad de alioli encima de cada tajada y se mete otra vez pero con la función de grill, hasta que la costra de alioli esté dorada.
Si se quiere se puede acompañar de las patatas y las zanahorias baby peladas, saladas y doradas en la sartén con la nuez de mantequilla.




Como dice mi hijo y los dibujos que ve en la tele...... "Rico, rico... delicius".
Probadlo, de verdad.
Antes de irme quería mandarle desde aquí un beeeeeeeeeesooooooooo enorme a  Tito (creo que todos conocemos ya a Tito) que no está pasando por un buen momento por un problema de salud de su padre, así que Tito desde aquí te mando todo el cariño posible para que esto pase pronto.
Besos











7 abr. 2011

CUSCUS DE POLLO 


Ya os he dicho alguna vez que ahora ya no miro las tiendas de ropa o zapatos cuando paseo, para mi desgracia, voy mirando las carnicerías, fruterías,...... Todo lo que tenga que ver con comida.
Y en esas estaba el otro día paseando con Joseba cuando descubrí una caja de estos calabacines redonditos en un ultramarinos de los de toda la vida.
No me pude resistir a ellos, porque igual para algunos de vosotros es normal ver este tipo de calabacines por las tiendas, pero aquí se empiezan a ver ahora, antes ni se veían. Y a mí me enamoraron nada más verlos.
Lo de hacer el cuscús, vino después.
Ya le tenía ganas a esa receta y uní las ganas del cuscús con el enamoramiento de los calabacines.
El resultado....... Buenísimo.
Yo ya sé que éste no es el cuscús original, ni se le parecerá, pero a mí me pareció un cuscús "de andar por casa" que también está bien.




Ingredientes: (Yo hice dos cuenquitos como el de la foto)

1 zanahoria
200 gr. calabaza
1/2 cebolla
Calabacín (lo que obtengamos de vaciar los calabacines o 1/2 calabacín normal)
250 ml. caldo de pollo (más o menos)
6 o 7 pasas
6 o 7 almedras
1/2 pechuga de pollo
2 puñados de cuscús
Sal y aceite
1/2 rama de canela
1 pizca de pimienta molida
1 pizca de curry
1 pizca de azafrán
1 nuez de mantequilla


Elaboración:


En un cazo con agua hirviendo poner a escaldar los calabacines a los que les habremos cortado una rodaja en la parte superior (como si les quitáramos la tapa) durante 1 o 2 minutos. Sacar, vaciar la carne blanca de dentro con la ayuda de una puntilla y reservar.
Picar en dados medianos las verduras y el pollo.
En un cazo a fuego medio cocer las verduras con el caldo de pollo durante 10 minutos.
Pasado ese tiempo, añadir las pasas, la canela, la pimienta, el curry, el azafrán y la sal y dejar cocer hasta que las verduras estén al dente.
Una vez estén, colar el caldo y reservar tanto las verduras como éste.
Poner de nuevo a hervir el caldo que hemos reservado y cuando llegue al punto de ebullición, echárlo encima del cuscús que tendremos preparado en un bol.
Dejarlo hasta que el cuscús se hiche (más o menos 5 minutos). Colarlo, echarle la mantequilla, remover y reservar.
Para hacer el cuscús es mejor que sigáis las instrucciones del fabricante, yo lo compré al peso y no tenía instrucciones, así que lo hice de esta forma.
En una sartén a fuego fuerte con un poco de aceite freir los dados de pollo y  reservar.
Ahora es hora de montar el plato.
Hacer un volcán con el cuscús y en el centro poner todos los ingredientes que hemos ido reservando. Antes probarlos todos para ponerles el punto de sal.




Creo que el cuscús me quedó un poco blanco, así que probad a echarle un poco más de curry.
Yo también probaré la próxima vez, porque no será cuscús pero a mi me encantó, sobre todo pensando en el veranito para tomarlo fresquito.
Besos



5 abr. 2011

BIZCOCHO DE MANZANA Y PASAS AL ACEITE DE OLIVA - PREMIO PRIMAVERA

Ya sé que hay recetas de bizcochos extraordinarias, que llevan mantequilla y quedan deliciosas o con ingredientes rarísimos que impresionan al primer bocado, ya lo sé y me encantan esas recetas, de hecho ya he hecho alguna de ellas, pero a veces, cuando hablo con mis amigas todas buscamos la receta fácil y rápida para hacer un finde que no tienes ganas de trabajar o que te viene de pronto alguien a comer y no sabes que hacer de postre.
¡¡E voilá!!
Esta es esa receta. El bizcocho de yogur de nuestras madres, el básico, el sencillo, el de toda la vida.... Yo creo que llevo haciéndola desde los 14 o 15 años... o sea desde la era cuaternaría más o menos, eso sí un poco tuneado, como siempre hago yo, si no, ya sabéis que no sería yo.
Y con un montón de posibilidades para variar a vuestro gusto como siempre os digo.




Ingredientes:

1 yogur natural
3 huevos y una clara
2 medidas del vaso de yogur de azúcar
1 medida del vaso de yogur de aceite de oliva
3 medidas del vaso de yogur de harina tamizada
1 sobre de levadura en polvo
1 manzana troceada
1 puñado de pasas
1 pizca de sal

Elaboración:

Separar las yemas de las claras y reservar estas últimas.
Añadir a las yemas el yogur y el azúcar. Yo usé azúcar moreno, le da un ligero sabor a miel. Batir bien, si es con batidora eléctrica con varillas queda mejor.
Añadir el aceite y seguir batiendo. Con el aceite de oliva queda un sabor muy intenso, así que si no os gusta, podéis utilizar aceite de girasol.
Ahora en un bol, ir integrando poco a poco la harina, la sal y la levadura hasta que todo quede homogéneo. Si queréis podéis utilizar harina integral.
Enharinar ligeramente los trozos de manzana y las pasas y añadírselos a la masa.
Montar las claras a punto de nieve e añadirlas removiendo despacio, nunca batiendo.
Echar la masa en un molde que habremos pintado con aceite previamente y meter al horno unos 25 minutos. Dependerá del tamaño del molde que utilicéis.
A los 20 minutos más o menos pinchar el bizcocho en el centro, estará hecho cuando lo que utilicéis para pinchar salga limpio.



Cuando hablo de medidas del vaso de yogur, me refiero a llenar tantas veces el vaso que hemos vaciado del yogur del ingrediente que sea, imagino que lo sabéis todos pero por si acaso.... que yo no me suelo explicar muy bien.
Como véis es un postre fácil y rápido y sobre todo con ingredientes que tenemos en casa. Si te va a venir alguien de pronto, no tienes que hacer una lista de medio metro y salir corriendo a comprar, te arreglas con lo que tienes.
Pero lo mejor es que lo podéis variar como queráis, con pepitas de chocolate, con cualquier otra fruta o frutos secos, con aromas de tengáis, no sé...... imaginación al poder.

Y ahora la segunda parte de la entrada.
Qué ilusión me ha hecho cuando he abierto el correo y he visto que Cristina desde su blog La cocina de Cristina me ha otorgado el Premio Primavera. Muchísimas gracias, Cristina por acordarte de mi... y si ese es mi nombre (procuraré ponerlo en mis comentarios) la única condición de este premio es que se lo tengo que dar a mis 9 últimos comentarios, así que ahí va.



Ana de Las recetas de mamá
Silvia de Mi dulce tentación
Brétema de Bakery's place
Celeste de Esencia de cielo
Mar de Las recetas de Mar
Garlutti de Sabores y olores
Eva de Fresa y pimienta
Isabel de La cocina de morenisa
Kisa de Cocinando con Kisa

y me voy a permitir el lujo de dárselo a uno más porque entre los nueve últimos está Cristina que es quien me lo ha dado a mi, así que también para.....

Cristina de La cocina de Cristina

Aún así, este premio va por todos los que día a día me seguís y comentáis mis entradas.
Besos