31 mar. 2011

FINANCIERS DE CHOCOLATE Y MANDARINA


Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Marzo nos invita a preparar un clásico de la cocina francesa, Financiers.

Ya llegó el día de publicación en Whole Kitchen  y aquí estoy de nuevo con una receta que creo no me ha quedado muy bien.
Cuando leí la propuesta me pareció bien la receta, no tenía mucho que investigar, no parecía complicada, incluso ellos ponen que es muy sencilla..... Pues yo debo hacer díficil lo fácil.
Eso, o va a ser cierto que no tengo manos para la repostería.
Miré un poco por internet  y vi muchos financiers en distintos blogs o páginas web y estaban monísimos. Parecían bizcochitos pequeños, tan subiditos y dorados..... en fin muy monos.
¿¿¿¿¿ Entonces porqué a mi me han quedado como un churro malagueño ????? 
Si parecen los parientes pobres de los demás financiers de tan escuchimizados que me han quedado, más flacos que el palo de una escoba, dios mio..... Eso si, buenos estaban un rato largo, pero los pobres parecían que los habían tenido sin comer una semana.
Nada, que esto no es lo mio. La repostería se la dejaremos a todos esos blogeros dulces que seguimos todos que hacen cosas maravillosas y yo me dedicaré más a lo saladillo que va más conmigo.




Ingredientes:


55 gr. azúcar glas
40 gr. harina
40 gr. almendra en polvo
60 gr. mantequilla
4 claras de huevos grandes o 5 pequeñas
25 gr. chocolate fondant troceado (se pueden utilizar perlas de chocolate)
1 mandarina (se puede usar naranja)

Elaboración:


Precalentar el horno a 180º.
Pelar muy bien la mandarina y sacarle los gajos sin piel. Reservar.
Batir muy bien el azúcar, la harina y la almendra.
Fundir la mantequilla (yo lo hice en el microondas pero se puede hacer también al baño maría), dejarla enfriar levemente y reservar.
Mientras batir las claras sin llegar a montarlas y cuando empiecen a espumar mezclar con cuidado la harina con la almendra y el azúcar, con movimientos envolventes, no batiendo.
Una vez la mezcla sea homogénea, incorporar con cuidado la mantequilla, hasta que se integre bien.
Entonces añadir el chocolate y los gajos de mandarina (si usáis naranja troceadlos un poco).
Engrasar los moldes que se vayan a usar, rellenarlos con la masa y meter al horno durante 20 minutos o hasta que esté bien dorado y las esquinas tirando a marrón. Dependerá, como siempre, del tamaño de vuestro molde.
Dejar enfriar antes de desmoldar.





Y ya está, la verdad es que si era fácil y no me costó nada hacerlos pero por alguna extraña razón no subieron apenas.
Creo que como soy tan curiosa e impaciente abrí el horno alguna que otra vez (unas 8 o 10 para ser exactos) e igual por eso no subieron.
La próxima vez prometo esperar mirándolos por el cristal hasta que se hagan.
¡¡Ahhh por cierto!! Aprovecho esta entrada para felicitar a mi Tito que ayer fue su cumpleaños.
Los que no le conozcáis (aunque no creo que exista nadie que no sepa quien es Tito) pasaros por su blog que es "im-presionante" , como el corazón tan grande que tiene, que siempre tiene una palabra de cariño para todos aquellos que le visitamos.
¡¡Felicidades Tito!!
Besitos

28 mar. 2011

CANELONES DE SETAS Y GAMBAS EMPANADOS

NOTA: He vuelto. ¡¡¡¡POR FIN!!!!
Después de.... un montón de días (no quiero ni contarlos) desaparecida en combate y sin internet (gracias a la amabilidad de movistar que en cuanto ve que te vas a otra compañía, va y te lo pone todo lo difícil que puede) por fin estoy aquí de nuevo.
Os diré que os he echado mucho de menos a tod@s, que he aprovechado para cocinar mucho, ya lo veréis, que ya tengo mono de cibercocina y que, aunque menos de lo que hubiera querido, me he conseguido meter de vez en cuando y ver que seguiais enviando comentarios a mis publicaciones. GRACIAS a todos por seguir ahí a pesar de que a mi me ha sido imposible entrar en vuestros blogs. Y sin más dilaciones vamos a la receta de hoy.

 
El otro día hice canelones con setas que le encantan a mi hija. Es una receta que se hace muy a menudo en mi casa.
Aprovecho los fines de semana para hacerla, primero porque comemos todos juntos y segundo, porque lleva un poco más de preparación que un guiso normal.
Como, últimamente, en mi casa todo es experimentar en la cocina, mientras los estaba haciendo me acordé de que Raquel, mi amiga, me contó un día que su suegra los empanaba y pensé que era un momento perfecto para probarlos así.
El resultado me gustó mucho, ahora, eso si, si con bechamel llenan, empanados no se quedan cortos. Yo me comí los tres que veis en la foto y no pude con más.





Ingredientes:  

300 gr. setas
200 gr. gambas peladas
1/2 cebolla picada fina
12 placas de canelones
3 cdas. colmadas de harina
Leche
Sal y aceite
Pimienta y nuez moscada (opcional)


Elaboracion:

Poner a cocer las placas de canelones como indica el fabricante en el envase. Escurrir y secar en papel de cocina. Reservar
En una sartén con un poco de aceite a fuego suave pochar la cebolla. Una vez esté transparente añadir las setas cortadas en trozos no muy pequeños y rehogar hasta que pierdan su agua. Si echamos un poco de sal el proceso será más rápido .
Unas vez que las setas estén blanditas, añadimos las gambas y las rehogamos 1 o 2 minutos.
Añadimos la harina y la tostamos un poco, después iremos añadiendo la leche poco a poco sin dejar de remover hasta que se nos haga una bechamel un poco espesita.
No os pongo la cantidad de leche porque yo voy echando poco a poco y mirando que quede espesa, eso si, tened en cuenta que cuando se enfría se endurece un poco.
Probar el punto de sal y añadirle pimienta molida y nuez moscada al gusto.
Dejar enfriar ligeramente y después ir rellenando los canelones uno a uno con esta bechamel.
Una vez hecho todos, se empanan, es decir, se pasan por harina, huevo batido y pan rallado y se frien en una sartén a fuego medio-fuerte con mucho aceite hasta que estén dorados.
Se van sacando a un plato en el que habremos puesto papel de cocina.




Yo los acompañé con una salsa de tomate y calabacín, pero le podéis poner la salsa que más os guste. Una simple salsa de tomate es bastante.
Lo único, comedlos calientes para que el rebozado esté crujiente.
Besos

25 mar. 2011

QUICHE DE ESPARRAGOS, BACON Y QUESO FETA


Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de marzo nos invita a preparar un clásico de la gastronomía francesa, Quiche.

Pensé mucho antes de hacer este quiche porque quería hacer una receta innovadora y maravillosa, pero al final decidí hacer esta que sabía que salía bien y que los ingredientes nos gustan a todos en casa.
Lo único nuevo de la receta es el queso feta que le añadí, ya que era la primera vez que lo utilizaba en caliente y me gustó el resultado porque no se derrite como otros queso pero si le aporta la suavidad y jugosidad que dan los quesos al cocinar con ellos.
¿Por qué elegí queso feta?. Yo no lo elegí, casi casi él me eligió a mí, me llamaba desde la nevera de la tienda...." cómprame, cómprame"......Os cuento.
Cerca de mi casa han abierto una tienda de quesos estupenda, La casa de los quesos, a la que Joseba y yo nos estamos haciendo asiduos (a él le encanta el queso en cualquiera de sus variedades y yo necesito "experimentar").
Lo que nos gusta de esta tienda es que, al contrario que en otras, no tienes que comprarte un gran trozo de queso que cuesta un montón y que no sabes si te va a gustar o no, en esta tienes un montón de variedades envasadas en cuñas pequeñitas que rondan los 2 o 3 €, que en tiempos de crisis es estupendo. Te llevas un trocito pequeño y lo pruebas, que de comprar el trozo grande siempre hay tiempo.
También tiene otros productos maravillosos y degustaciones o catas de vino como a la que asistimos el jueves pasado. En resumen, una tienda para visitar si estáis cerca y os gusta el queso de cualquier zona o país.




Ingredientes:


Para la masa quebrada:
250 gr. harina
150 gr. mantequilla a temperatura ambiente
1 cdta. sal fina
1 huevo
1 cda. leche fría.

Para el relleno;
1/2 cebolla picada fina
8 espárragos verdes o trigueros
2 lonchas de bacon troceado
50 gr. queso feta troceado
Tomates secos (opcional)
1 huevo
3 yemas
300 ml. nata
1 pizca de nuez moscada (opcional)
Albahaca (opcional)
Sal y Pimienta


Elaboración:


Empezaremos haciendo la masa quebrada. Para ello hacer un montón con la harina en una mesa de trabajo y abrir un cráter en el centro donde pondremos la mantequilla en trocitos, la sal y el huevo.
Amasar todos estos ingredientes del centro con los dedos hasta que estén homogéneos e ir incorporándo poco a poco la harina de alrededor sin parar de amasar con los dedos.
Una vez que esté todo junto, incorporar la leche poco a poco y amasar, ahora ya utilizando toda la mano, hasta que quede una masa firme.
Envolver en film transparente y meter al frigorífico por lo menos 1 h.
Mientras podemos ir preparando el relleno.
En una sartén con un poquito de aceite pochar la cebolla. Cuando esté transparente añadir el bacon y darle unas vueltas.
Lavar los espárragos y cortarlos en rodajas de 1 cm. más o menos, reservando la punta. Añadirlos a la sartén y rehogar.
Cuando estén un poquito blandos, no mucho, retirar del fuego, echarlos a un plato con papel de cocina para quitarles el exceso de aceite y reservar.
Batir en un bol  el huevo con las yemas, la nata, la nuez moscada, sal y pimienta. Reservar.
Precalentar el horno a 190º.
Una vez pasada la hora, sacar la masa del frigorífico y cubrir un molde con ella.
Meterla al frigorífico otra vez unos 10 minutos más o menos. Sacarla y con un tenedor pinchar el fondo para que no suba. Poner encima papel de horno y legumbres para que hagan peso, y meter el molde al horno durante 15 minutos.
Una vez transcurrido este tiempo, se baja la temperatura del horno a 170º, se quitan las legumbres y se vuelve a hornear 5 minutos más.
Sacar y rellenar con la mezcla de los huevos que habíamos hecho.
Poner encima un poco de albahaca picada muy fina, las puntas de los espárragos, el queso feta y los tomates secos y meter al horno otros 15 minutos. Los últimos minutos dejadlo en el gratinador un poco para que coja ese aspecto dorado que tiene.
Sacar y dejar enfriar un poco en la rejilla.




He hecho la masa quebrada porque así lo exigían las normas de la publicación de este mes de Whole Kitchen
pero la verdad es que hay masas quebradas preparadas estupendas en el mercado si no os queréis complicar tanto la vida.
Los tomates secos son opcionales porque no todo el mundo los suele encontrar y el quiche también queda buenísimo sin ellos, aunque estando, le aportan un sabor muy peculiar.
Probar a hacerlo con ingredientes nuevos, ya lo sabéis, y si alguien descubre uno maravilloso que me escriba que lo pruebo.
Besos

22 mar. 2011

GALLETAS DE ZANAHORIA Y JENGIBRE

Una de mis compañeras, Yoli, es de las que le gustan probar cosas nuevas como a mí.
Un día hablábamos de que no encontraba galletas que le gustasen porque no le gusta que sean dulces y las galletas, normalmente, lo son.
A mi, como siempre, el pc que tengo dentro de la cabeza me empezó a funcionar y le dije que le iba a hacer unas yo, a ver si le gustaban.
Encontré estas en un blog estupendo que suelo ojear muy a menudo, El rincón de Bea y me parecieron estupendas para lo que yo estaba buscando.
Como siempre, las tuneé un poco pero a Yoli y sobre todo, a su marido, que le encanta el jengibre, les gustaron mucho.




Ingredientes:

200 gr. harina
1 cdta. canela
1/2 cdta. bicarbonato
1/2 cdta. sal
80 gr. azúcar moreno
125 gr. mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo a temperatura ambiente
100 gr. zanahorias ralladas
25 gr. nueces picadas
25 gr. piñones picados
50 gr. pasas
Jengibre (1 rodaja de unos 2 cm. más o menos)


Elaboración:

Primero precalentar el horno a 175º.
En un bol tamizar la harina con el bicarbonato, la canela y la sal.
Batir con las varillas eléctricas, la mantequilla y el azúcar hasta que quede una crema blanquecina y muy suave.
Batir levemente el huevo, añadírselo y seguir batiendo hasta que esté todo homogéneo.
Ahora lo pasamos todo al bol donde estaba la mezcla de la harina y seguimos batiendo con la varilla manual hata que quede todo integrado.
Añadir la zanahoria, las pasas, los frutos secos y el jengibre rallado y mezclar.
En una bandeja de horno, a la que habremos puesto papel de horno, poner bolas de masa como pelotas de pin-pon aplastándolas un poco y dejando unos centímetros de separación entre ellas y hornear unos 12 o 14 minutos más o menos, hasta que los bordes empiecen a dorarse.
Dejar enfriar sobre la bandeja 1 minuto y luego terminar de enfriar encima de una rejilla.




No las dejéis mucho en el horno porque se quedan duras en seguida.
De verdad, que a ellos les encantaron y a mi también y es que Bea hace unas cosas riquísimas en su blog, los que no la conozcáis, pasad por allí y os encantará.
Y ya de paso, os cuento que Andrea y Raquel del blog  Mas que hermanas están haciendo un sorteo con unos productos estupendos que han traído de su viaje a Colombia.



Pasad por allí porque os encantará su blog, ya lo veréis.
Besos

19 mar. 2011

PINTXO DE SALMON Y HUEVO DE CODORNIZ

Hoy es el cumpleaños de Joseba y con vuestro permiso quiero felicitarle desde aquí, porque él también forma parte de este blog con esas fotos que le vuelvo loco para que me haga en cada receta, con muy pocos medios (sigue con su teléfono) y muchas ganas.
Este mi pequeño homenaje a la persona que lleva a mi LADO casi 25 años (le conocí con 15 años).
Ya no recuerdo qué hacía antes de conocerle, han pasado muchos años y evidentemente, he ido creciendo como persona a su lado.
 A los que no le conozcáis, os diré, que madurar al lado de una persona como Joseba es una de las mejores cosas que me puedieron ocurrir en la vida, porque cuando busco un adjetivo para definirle, se me ocurren muchos, pero hay uno que está por encima de los demás "BUENA PERSONA". Eso es, sobre todo, Joseba.
Este es mi pequeñito homenaje para ti.

Por la tranquilidad cuando a mi me entran los nervios, por tu cariño, por tu risa, por todo lo que hemos pasado juntos, por nuestros dos pequeñajos, por nuestras rarezas, por ser como eres, por estar siempre a mi lado.......Por todo.

            ¡¡ FELICIDADES, MI VIDA!!
                      Que seas muy feliz y que cumplas muchos muchos más a mi lado. TQ





Y ahora ya, voy con la receta que os voy a aburrir




Ingredientes:

Pan de molde
Salmón ahumado
1 yogur griego
Nata líquida
Sucedaneo de caviar
Huevos de codorniz (1 por canapé)
Sal

Elaboración:

Quitar las cortezas al pan y con la ayuda de un rodillo aplastarlo hasta que quede una rebanada fina como de 1 mm. Cortar en cuartos.
Tostar en una sartén sin aceite ni nada de grasa a fuego medio-fuerte o en tostadora y reservar
Mezclar 3 cdas. de yogur por cada cda. de nata con una pizca de sal.
Freir los huevos en una sartén con aceite y reservar.
Montar el pintxo untando el pan con la mezcla de yogur, poner encima una loncha de salmón y el huevo frito.
Terminar adornándolo con el sucedaneo de caviar y unas escamas de sal encima del huevo.




Si os gusta, se le puede añadir a la salsa de yogur cebollino o nueces siempre que lo piquéis muy fino.
 Y por hoy ya es bastante, esta noche cenita para celebrar, ya os contaré.
Besos

15 mar. 2011

RISOTTO DE PORTOBELLOS CON FOIE

Nota:
Sigo con problemas con la conexión de internet y no puedo estar aquí tanto como quisiera, pero de vez en cuando le robo un rato el ordenador a alguien y publico comentarios o recetas. Lo que no puedo hacer es comentar en vuestros blogs porque ya me parecería mucha jeta estar 3h. mirando blogs en un ordenador que no es mio, pero si quiero que sepáis que sigo al corriente de lo que publicáis y sigo tomando notas de todo. Nos vemos pronto..... si telefonica decide terminar mi proceso de portabilidad, claro.
Besos

El otro día para variar, salimos Joseba y yo a pasear "solos" por Bilbao, es decir, sin niños.
Me gusta hacerlo porque Bilbao es una ciudad que está cambiando día a día y nos gusta descubrirla mientras paseamos. 
Ha pasado de ser una ciudad triste y gris como era cuando yo era cria, a ser una ciudad bonita, muy cosmopolita y modernizándose poco a poco.
El caso es que pasamos por delante del Mercado de la Ribera que lo están arreglando y entramos a ver como estaba quedando por dentro.
Tienen abierto la mitad para que los comerciantes puedan seguir vendiendo allí.
Mientras mirábamos los puestos encontré uno que está especializado en setas (yo lo encontré el otro día pero el puesto debe llevar allí toda la vida, por lo que me han dicho, ya sabéis lo despistada que soy).
Había setas de todas clases, cantarelus, shitake, lengua de vaca,...... y entre ellas unos portobellos huerfanitos llamándome a voces desde la vitrina.
Tenía ganas de probarlos, así que no me pude reprimir y nos fuimos a pasear por Bilbao Joseba, el 1/2 kg. de portobellos que compré y yo.
Eso si, yo con la cabeza puesta en qué receta iba a hacer con ellos cuando llegase a casa y me acordé que nunca había hecho un risotto y tenía ganas, así que ya era hora........ Y aquí está.




Ingredientes:

Arroz (yo puse un puñado por persona)
1 cebolla picada fina
1 puerro picado fino
350 gr. portobellos (se puede utilizar cualquier otra seta)
200 ml. agua
200 mil. caldo de carne
200 ml. nata líquida
50 gr. foie micuit
Sal, aceite y pimienta

Elaboración:

Pochar en una cazuela con un poco de aceite la cebolla y el puerro.
Cuando estén transparentes añadir los portobellos cortados en cuartos y dejar al fuego hasta que pierdan su agua y estén blanditos. Salpimentar.
Añadir el arroz y darle unas vueltas con los demás ingredientes.
Ahora es el momento de ir añadiendo el líquido. Empezaremos con el agua, hay que añadirla poco a poco, removiendo todo el rato para que se vaya integrando al arroz.
Cuando desaparezca ese agua, añadir más y así sucesivamente hasta que se acabe el agua y el caldo.
Id probando el arroz porque cuando deje de estar duro es que no necesita más líquido.
Añadir el foie desmenuzado y la nata poco a poco y sin dejar de remover.
Cocer hasta que se haga un arroz cremoso, es decir que la nata  se integrará al arroz pero a la vez se espesará.
Rectificar el punto de sal y pimienta.




Es mi primer risotto, seguramente si alguien entendido lo ve, le sacará 100.000 fallos, pero a mi me gustó y le quité el miedo a esta receta que me pareció hasta fácil.
Ya sabéis seguiré investigándola.
Por cierto, en internet he visto cientos de miles de recetas de risotto y esta me la he inventado, pero como veo tantas ya no se qué sale de mi cabeza y qué es un recuerdo de lo que he visto, así que puede que sea igual que alguna otra.
Si alguien la identifica como suya, por favor, que me lo haga saber y pongo la fuente ahora mismo.
Besos

12 mar. 2011

CREMA DE CALABAZA Y NARANJA AL ROMERO CON BRANDADA DE BACALAO

Estoy escribiendo esto sin saber cuando podré publicarlo porque como las compañías de internet suele ser tan "rapidillas" prefiero dejarlo escrito y me iré como los chavalitos al ciber de vez en cuando o seguramente, le diré a mi hija que lo publique desde casa de sus amigas.
El otro día revisando el blog me di cuenta de que había pocos platos serios y de cuchara y me propuse cambiar esto.
Ya os conté que solo cocino los fines de semana y a los niños, esos dos días, no les apetece mucho las legumbres, purés, etc... así que he tenido que inventarme algo. Adivináis ¿quién va a comer distinto a partir de ahora?.
Me he propuesto hacer este tipo de recetas adaptándolas a mi, ya sabéis, sino no sería yo, aunque sea haciendo solo cantidad para una persona..... Por eso, las cantidades que pongo, ahora sí que sí, son un poco aproximadas. Yo hago para uno y calculo cuanto me llevaría hacerlo para cuatro o así.
Pero de eso se trata no?, de ir probando.
Con esta receta participo en el concurso Le Creuset-Recetasderechupete que organiza Alfonso en su blog  Recetas de rechupete. Me ha encantado la idea de cocinar un plato de cuchara y además los premios que ofrecen desde Le Creuset me gustan mucho. Hace tiempo que quiero tener una de esas cocottes en casa para experimentar.



Ingredientes:

Para la crema:
1 kg. calabaza troceada
3 zanahorias troceadas
2 patatas troceadas
1 cebolla picada
2 naranjas peladas y troceadas
1 guindilla cayena
400 ml. agua aproximadamente
Romero
Sal y aceite

Para la brandada:
300 gr. bacalao fresco
2 patatas
50 ml. nata
Aceite y sal

Elaboración:

La crema:
Pochar la cebolla en una cazuela con un poquito de aceite. Cuando esté transparente añadir la calabaza, las zanahorias, las patatas, la naranja, la ramita de romero y la guindilla.
Rehogar durante un par de minutos y añadir la mitad del agua. Salar
Dejar cocer durante 1/2 hora removiendo de vez en cuando.
Id probando el punto de sal e id añadiendo el resto del agua poco a poco hasta que esten todos los ingredientes blandos.
Batir con la batidora eléctrica y si se quiere más fino, pasar por el chino. Reservar.

La brandada:
En un cazo con un poco de agua poner el bacalao a cocer durante 5 minutos.
En otro cazo con agua poner a cocer las patatas hasta que esten blandas. Probad a pincharlas con un cuchillo en la mitad, si entra fácilmente es que ya estan hechas.
Una vez cocido y escurrido el bacalao, le quitamos la piel y lo desmenuzamos.
Batir ligeramente el bacalao mientras se va añadiendo poco a poco aceite hasta que  quede una pasta cremosa. Entonces añadir las patatas aplastadas con un tenedor y seguir batiendo.
Añadir la nata poco a poco hasta que consigamos la textura de un puré de patatas pastoso. Salar y reservar.

Montar el plato poniendo la brandada dentro de un aro y echando la crema alrededor.
Acompañar con un poquito de ensalada de hojas variadas y crujiente de jamón, aqui.




En esta receta, al añadirle el toque de la naranja, he mezclado un poco, la receta que yo utilizo siempre para la crema de calabaza con una que vi hace ya un tiempo en el blog Uno de dos, si no lo conocéis, de verdad que no sabéis lo que os estáis perdiendo porque es un blog fantástico.
Besos

9 mar. 2011

Después de mucho cavilar y de muchos disgustos, por fin cambiamos de compañia de internet.
No se como nos irá con la nueva pero espero que mejor y más rápido que con la antigua.
Por este motivo, es posible que tenga que estar apartada del ordenador entre 24h. y 7 días (como dicen ellos)..... Yo espero que solo sean 24h.
No os mováis de ahí que enseguida vuelvo.
Besos
BROCHETA DE POLLO Y MELON EN SALSA DE REGALIZ CON ENSALADA DE NARANJAS AL CURRY

¡Oh dios mio, pedazo de nombre que me ha quedado!.
Lo primero de todo es decir que con esta receta participo en el superconcurso "Hierbas y especias" que organiza Pili en su blog.  Para los que no conozcáis Tu e chef, de verdad, pasar por allí porque merece la pena.... tanto por las recetas como el cariño que le pone Pili a todo lo que hace, desde cocinar hasta comentar en otros blogs. Un besito Pili desde aquí.
Y lo segundo es pedir disculpas. Disculpas por no publicar tanto como quisiera, por no comentar en vuestros blogs tanto como me gustaría,.... en definitiva, disculpas por no tener tiempo para todo. Pero es que no me dan las horas del día para trabajar, llevar la casa, los niños, cocinar, publicar, comentar, buscar recetas...... Lo siento, no me da.
Cuando visito otros blogs y veo que la gente está puesta al día con sus seguidores y publica y comenta todos los días, se me cae la baba  de envidia...... ¿cómo lo hacen?. Yo que estoy empezando y ya no me da tiempo, así que ellos, que tienen 1000 seguidores y publican una receta todos los días....¿cómo lo hacéis?.
Bueno, pues eso, que disculpas a todos, que encontraré un sistema y me haré un crack de la informática en breve, solo os pido paciencia y que sigáis ahí.
.....Y ahora vamos a la receta.
Por cierto que se la debo a Rakel, una buena amiga que ahora con la maternidad pasa más horas en casa y rebusca en libros e internet recetas que luego comentamos y que nos pasamos.




Ingredientes:

Para las brochetas:
Pechugas de pollo fileteadas finas (2 filetes por brocheta)
2 rodajas de melón o sandía
200 ml. nata líquida
200 ml caldo de pollo
2 palos de regaliz
25 gr. azúcar
Sal y pimienta

Para la ensalada:
Hojas de ensalada variadas
1 o 2 naranjas
Curry
Aceite y sal

Elaboración:

En un bol a fuego suave poner el azúcar hasta que tome color.
Añadir la nata, el caldo y los palos de regaliz ligeramente aplastados y dejar reducir hasta que se haga una salsa espesa. Salar y reservar.
Mientras, salpimentaremos los filetes de pollo y pondremos un cuadradito de melón encima de cada uno.
Haremos rollitos con ellos.
Hacer la brocheta alternando rollitos de pollo y trozo de melón.
Dorar en una sartén con muy poquito aceite y reservar.
Hacer la ensalada aliñando las hojas de lechuga con el aceite y la sal. Poner encima las naranjas a las que le espolvorearemos un poquito de curry en polvo.
Servir las brochetas con la salsa de regaliz por encima y acompañar con un poco de la ensalada.



El regaliz al que me refiero es regaliz de palo. Aquí se llama así, no se si en todos sitios es igual.
Para que sepáis cual es, no son el regaliz negro y rojo, sino unos palos que parecen cogidos en el campo que había mucho en las tiendas cuando eramos más pequeños.
Si no lo encontráis, decídmelo y os lo hago llegar.
Besitos.

2 mar. 2011

MINICAROLINA DE QUESO AZUL

A los que nunca habéis estado en Bilbao, ni os sonará esto de la "carolina". Así se llama a un tipo de pastel que es típico de aquí.
Desde niña me había acostumbrado a ver estos pasteles en los escaparates de las pastelerías y nunca me había imaginado que en los demás sitios no lo conocían.
Luego cuando te haces mayor y empiezas a viajar, te das cuenta de muchas cosas que de cria te pasan inadvertidas y una de ellas fue que no había carolinas en ninguna otra ciudad a la que iba.
Indagué y descubrí que no había porque era solo típico de aquí.
La historia de este pastel creo que es que un pastelero la creó para su hija y le puso ese nombre en su horno. Es un pastel con una base de pastel de arroz, y merengue con unos chorritos de chocolate, buenísimo.
Esta es una carolina original, dulce, con su merengue y su chocolate.


                                                               Esta foto la he cogido prestada del blog Te quedas a cenar

                                             

Esto os lo cuento para que sepáis el porqué del nombre de mi receta.
El caso es que llevaba ya tiempo pensando qué receta hacer para el concurso de quesos de vaca franceses que organiza Canal Cocina y el otro día tapeando por el Casco Viejo descubrí este pintxo en un bar y me enamoró...... Ya tenía mi receta, había encontrado la solución.




Ingredientes:

1 Lámina de pasta quebrada
200 ml. nata
200 gr. queso Bleu d'Auvergne  (se puede utilizar cualquier queso  azúl)
Confitura de tomate o tomates cherrys confitados, aquí
Reduccion de Módena (se puede utilizar cualquier reducción que os guste)
Sal y pimienta.

Elaboración:

Precalentar el horno a 180º.
Cubrir con la pasta quebrada los moldes que se vayan a utilizar y meter al horno durante 10 minutos o hasta que esten dorados.
Sacar y esperar a que se enfrien.
Mientras, separar un chorrito de nata y ponerla en un cazo al fuego con el queso desmenuzado hasta que se deshaga. Dejar enfriar levemente.
Yo utilicé este queso de la marca President porque necesitaba un queso azúl, francés y de vaca pero vosotros podéis hacerlo con el queso que más os guste.
Con las varillas eléctricas montar la nata y añadirle la salsa de queso que nos ha salido poco a poco y removiendo despacio, no batiendo, para que no se baje la nata. Salpimentar al gusto.
Poner una cucharadita de la confitura o un tomate cherry dentro de las tartaletas y con ayuda de una manga pastelera poner encima la crema de queso que hemos hecho.
Echar por encima un chorreón de la reducción.




Para hacer las franjas amarillas, yo no me quise arriesgar con el huevo crudo y utilicé colorante alimenticio.
Os recuerdo que en Laurel y canela y en A'punto están de celebración por sus 100 seguidores y han organizado un sorteo.... No dejéis de visitarlas.
Besos